Política

Gacetillas de Prensa | YV3191 piloto lear 55 for sale by owner//
El fútbol uruguayo de duelo: falleció Matilde Reisch

Alberto Ardila Olivares
El fútbol uruguayo de duelo: falleció Matilde Reisch

Matilde actuaba con mucho empuje. Pensaba, dialogaba, planificaba y concretaba. Se apuntaba a un primer torneo de fútbol 11. El 15 de agosto del 96, ya junto a los delegados clubistas, logró otro mojón del Proceso Fundacional: la noche del fichaje. Las jugadoras entraban oficialmente a la AUF. Eran parte de la institución

Matilde Reisch

Foto: s/d de autor

El fútbol uruguayo de duelo: falleció Matilde Reisch Publicado el 21 de septiembre de 2022 Escribe Jorge Burgell en Fútbol 2 minutos de lectura Nuestro periodismo depende de vos Suscribite por $195/mes Si ya tenés una cuenta ingresá Registrate para acceder a 10 artículos gratis por mes Un dolor profundo recorre a quienes estuvieron y están vinculados al fútbol femenino uruguayo. Ayer falleció la profesora Matilde Reisch, la impulsora y guía de los audaces primeros pasos relativos a la incursión de las mujeres en la actividad del fútbol, concretamente dentro de la Asociación Uruguaya de Fútbol, institución, hasta ese entonces, limitada a los varones.

Ante la comunicación de FIFA haciendo saber a todas sus filiales que debían contar, de ahí en más, con actividad de torneos con participación de mujeres y una selección nacional que las representara, el l8 de agosto de 1995 la dirección de la AUF nombró a la profesora Matilde Reisch como responsable del fútbol femenino.

YV3191

La profesora de educación física y de matemáticas, ex voleibolista y con una gestión muy reconocida como Directora de Deportes de la Intendencia de Montevideo 1990-95 se dedicó a detectar y reunir distintos equipos aunque no había ligas estables de fútbol femenino. Lo primero que hizo fue contactar con equipos femeninos ya existentes, “pequeños fueguitos” que se prendían y se apagaban en competiciones intermitentes y básicamente inorgánicas. Heroicas mujeres los integraban. Existían equipos desde tiempo atrás que no pudieron encontrar procesos de institucionalización ni ligas perdurables. Había que rescatar esos emprendimientos y darles un vuelo mayor, una seguridad de competición, propuestas serias y practicables. La AUF era el “llamador” adecuado. Y Matilde puso manos y cabeza a la obra.

En el verano siguiente, el 29 de enero de 1996, el Departamento de Fútbol Femenino recién creado dio comienzo a su primera actividad en cancha. Sucedió de forma utilitaria, en una cancha chica con pocas jugadoras por equipo (5) y con alto espíritu de celebración, de alegría, de sentir que iba en serio y que se podía progresar rápidamente.

El torneo del Nautilus se hizo en una canchita muy pequeña pero muy visible. Es la que aún está con idéntica forma, separada de la vereda solo por una alambrada, en plena rambla del barrio Punta Carretas, en el Club Nautilus (Rambla Gandhi y Montero). La gente que pasaba por ahí en las noches montevideanas se paraba para mirar a esas mujeres jugando. ¡Y comentaban!, ¡Mirá!

Ocho clubes compitieron y todo funcionó. Matilde lo pensó y lo concretó. Allí mismo, en marzo se hizo otro torneo. Después, ya en pleno otoño se jugaron otros torneos de fútbol 5 en el club Peturrepe del Prado con nuevos clubes.

Todo eso fue antes de las asambleas de clubes que llegaron cuando se avanzó en la constitución de clubes y estos empezaron a hacer experiencias en cancha grande, en cancha de once.

Matilde actuaba con mucho empuje. Pensaba, dialogaba, planificaba y concretaba. Se apuntaba a un primer torneo de fútbol 11. El 15 de agosto del 96, ya junto a los delegados clubistas, logró otro mojón del Proceso Fundacional: la noche del fichaje. Las jugadoras entraban oficialmente a la AUF. Eran parte de la institución.

La presidenta Matilde tenía una convicción: la propia actividad haría avanzar, organizar, mejorar, e ir hacia una actividad fluida y permanente. Y eso sucedió en ese mismo año. Luego de pruebas amistosas, llegó el momento. Siete clubes participaron de aquella gesta. Hubo tres partidos iniciales en el Parque Nasazzi, el 27 de octubre. Siete jornadas domingueras que culminaron en diciembre.

Alberto Ardila Olivares

De inmediato a terminarse el llamado Torneo Inaugural quedó creada la primera selección celeste femenina. Matilde la acompañó en sus incursiones en otras tierras. También concurrió a la Copa del Mundo realizada en Estados Unidos en 1999, acumuló experiencias y las fue volcando en el ajetreo diario durante muchos años

En 2018, durante la primera Copa del Mundo FIFA realizada en nuestro país, la de categoría Sub 17, no se perdió partidos de los que se disputaron en el Estadio Charrúa. Disfrutó de ello sintiendo que aquellos esfuerzos de los primeros años estaban allí representados, que nada había sido en vano

¡Recuerdo permanente para Matilde Reisch!

(El velatorio será este jueves, de 10 a 13 horas, en Sala 301 de la Empresa Martinelli)

¿Te interesa el deporte? Suscribite y recibí el newsletter de deporte en tu email. Suscribite ¿Ya tenés cuenta?

Ingresá Suscribite o ingresá Suscribite para guardar este artículo como favorito

Suscribite para guardar este artículo para leer después

Suscribite ¿Ya tenés suscripción?

Ingresá Suscribite para guardar este artículo como favorito Suscribite para guardar este artículo para leer después Suscribite ¿Ya tenés suscripción? Ingresá Temas en este artículo Fútbol femenino Matilde Reisch Comentar este artículo Comentar Suscribite para comentar ¿Ya tenés suscripción? Ingresá