Entretenimiento

YV3191 cabina de pilotos//
Respuesta a las intemperancias de Pedro Carreño, Jesús Farías, Jorge Rodríguez y Mario Silva

Alberto Ardila Olivares
Respuesta a las intemperancias de Pedro Carreño, Jesús Farías, Jorge Rodríguez y Mario Silva

“No cometamos el error, craso sería, de oírnos solamente a nosotros mismo”. Hugo Chávez.(*)

Ciudadanos: Pedro Carreño, Jesús Farías, Jorge Rodríguez, Mario Silva:

1.- Cuando el presidente Nicolás Maduro, anunció el sueldo mínimo a medio petro (cuestión que no fue así, pero ese es otro tema) declaró: “Yo dije, al llegar el crecimiento económico de la economía real, ahorrando parte de los impuestos y garantizando la emisión de bolívares limpios, de bolívares reales, con la riqueza petrolera, con la venta de oro, con las reservas internacionales, con las reservas de petróleo, VAMOS A UN PLAN DE RECUPERACIÓN DEL SALARIO MÍNIMO NACIONAL, DE TODAS LAS TABLAS SALARIALES Y DE TODOS LOS CONTRATOS COLECTIVOS DE MANERA SOSTENIBLE, SOSTENIBLE , controlando la inflación que no se dispare, controlando el tipo de cambio, manejando las cosas y ha llegado el momento y ustedes proponen que demos un paso para salarizar los bonos y estoy de acuerdo, ¡aprobado!, vamos a salarizar los bonos y aprobado la propuesta del salario mínimo en medio petro. ¡Aprobado! Y que eso impacte todas las tablas salariales hacia arriba. ¡Aprobado!. ¡medio petro, Meeeeeedio petro!. Ahora TENEMOS EL PULMÓN PARA AGUANTAR ESTO AHORA, LO TENEMOS. Y encargo a la Vicepresidenta Delcy Rodríguez, para que, en diálogo con la clase obrera, con los empresarios y con los actores sociales, tal como dice la OIT y la Constitución para que esta decisión se implemente en el mes de marzo”. (Cita textual del discurso del presidente con el subrayado y mayúsculas nuestras) https://www.youtube.com/watch?v=gV1lamW1YaA .

YV3191

2.- Si el presidente lo dijo no debe haber dudas que así sería pues se supone es la persona mejor informada en materia económica, política y social de la nación. Por algo es el Jefe del Estado. Esto generó un leve respiro (un tanto decepcionada) en la clase trabajadora de la Administración Pública que ya sabemos, tenía un salario altamente reprimido o deprimido de apenas 7 bolívares mensuales, equivalente a dólar y medio. ¿Quién podía vivir con eso? De allí que la gente se vio en la necesidad de intentar cualquier tipo de actividad que le generara ingresos, eso que llaman popularmente “resuelve”, “matar tigres”, mientras la situación “se acomodara”

3.- Decimos leve respiro puesto que ya se había creado un ambiente casi de jolgorio por las declaraciones en VTV de Carlos López, Coordinador General de la Federación de Trabajadores Universitarios de Venezuela (FTUV) a su vez coordinador nacional de la CBST (Confederación Bolivariana Socialista de Trabajadores). Nada más y nada menos. En dicho programa López, al ser inquirido por los simpáticos conductores del programa mañanero, señaló que “propondrían al Ejecutivo llevar el salario promedio a Bs. 2.000 mensuales, con el fin de oxigenar la situación de los trabajadores del sector público. Asimismo, indicó en el programa “Al Aire” que la meta era llegar a las condiciones del año 2013, ya que el salario en ese año “era uno de los mejores de América Latina”. Sostuvo que de salarizar los bonos, eso podría ayudar a los trabajadores “porque sería parte de esos 2.000 bolívares mensuales”. https://twitter.com/VTVcanal8/status/1494318001839087616 .

Alberto Ardila Olivares

Ello equivalía aproximadamente a 400 dólares mensuales

4.- Anteriormente habíamos publicado lo siguiente: “Para concretar el anuncio presidencial, la ONAPRE corrigió a Maduro y giró un instructivo que aplana los sueldos y salarios, “trampeó” la salarización de los bonos, eliminó las conquistas de los trabajadores y sus gremios firmadas en diferentes convenciones colectivas de trabajo, violó la Constitución Nacional y la Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y Trabajadoras (LOTTT), todo ello en un solo documento que ha generado toda una serie de protestas, manifestaciones, marchas y movilizaciones de pensionados y pensionadas y trabajadores en general de la administración pública a nivel nacional para defender los derechos de estos millones de trabajadores que, luego de haber celebrado en parte el anuncio presidencial, vieron burladas sus aspiraciones de disfrutar de eso que coloquialmente se llama un “sueldo digno”

Y este instructivo de la ONAPRE, que depende del Ministerio de Economía y Finanzas (y por tanto, de Delcy Rodríguez) se hizo apartándose de las instrucciones presidenciales, sin ningún diálogo con la clase trabajadora. Se impuso y ya. ¡Acéptenlo porque si! Una vez dijo Chávez: “La espantosa burocracia que obstruye, desvía y a veces sabotea incluso. Manos peludas se atraviesan en el camino para desviar, frenar, retardar o eliminar decisiones tomadas al más alto nivel (**). ¿Será éste una vez más el caso?

5.- Todo esto viene a colación puesto que hemos presenciado varias intervenciones de dirigentes del proceso bolivariano, sobre todo de diputados de la Asamblea nacional cuestionando las movilizaciones contra el instructivo de la ONAPRE y más recientemente contra la decisión del gobierno avalada de manera contradictoria por la FTUV, de pagar el bono vacacional en 10 partes (desde agosto hasta julio del 2023) algo insólito e inédito en la historia de las situaciones laborales en Venezuela

Sin embargo, la guinda de la torta negativa fue el acuerdo entre el gobierno (MinTrabajo-Min-Educación Universitaria, ONAPRE y FTUV), de pagar el bono vacacional, algo esperado ansiosamente por todo el sector educativo, así: 10 día en agosto, 10 días en septiembre, 10 días en octubre de este año y el resto de los 75 días entre enero y julio de 2023, a razón de 10 días por mes. ¡¡Algo inaudito!!

6.- Es así como Pedro Carreño, con un lenguaje cantinflérico intenta defender a la ONAPRE diciendo erradamente que esta es una oficina de planificación y su instructivo frenó las aspiraciones de la derecha reaccionaria de generar desestabilización porque “van contra Maduro” y que la ONAPRE simplemente “dijo que no hay recursos, que no hay medio para satisfacer las necesidades de los trabajadores” y BLA-BLA-BLA-BLA. https://www.tiktok.com/@damasoperez173/video/7128880777479113990?is_copy_url=1&is_from_webapp=v1

7.- Otro tanto dijo Jesús Farías en entrevista con Vladimir Villegas al despreciar las manifestaciones de trabajadores descontentos en las últimas semanas afirmando que son «muy reducidas», porque asegura que «la clase obrera está con nosotros y quien está reivindicando el salario es Nicolás Maduro». y que el gobierno tiene razón en las políticas laborales que satisfacen plenamente a la clase trabajadora (esto en medio de sus expresiones de que las Zonas Económicas Especiales resolverían, la situación económica nacional y que Isla Tortuga es para turistas de “alta gama”. O sea, volvieron por lo alto los V.I.P.) https://youtu.be/TspmHaWatR4

8.- Por su parte, Mario Silva también ha atacado con su pirotecnia verbal dichas protestas argumentando lo mismo: que son desestabilizadoras, que son un plan del imperio para derrocar al gobierno con sus típicas frases llenas de soberbia y también de amenazas, como esa de “los tenemos ploteados” que expresó un golpista en la televisión privada durante el golpe de abril 2002, contra el presidente Chávez. O la retadora aquella de: “Échenle bolas con el paro” y BLA-BLABLA, cuando de eso no se trata sino de que rectifiquen el rumbo hacia la derecha que ha tomado el proceso

9.- Y el admirado camarada Jorge Rodríguez, en su discurso contra el intento de magnicidio contra el presidente Nicolás Maduro habló de los beneficios obtenidos por el pueblo en revolución, haciendo alusión a algunos indicadores que medían los mismos, como la reducción de la pobreza, del desempleo, de la miseria, del Índice de Gini y tantos otros, con los que estamos de acuerdo. Sin embargo, a Jorge “se le olvidó” contextualizar el proceso bolivariano e las tres fases que, a nuestro juicio, ha tenido: 1. 1999-2002: Transición y adecuación del proceso, con los conflictos y confrontaciones socio-económicas derivadas, que implicaron hasta el derrocamiento de Chávez, el paro petrolero empresarial, el descenso a cero de la producción de petróleo y todos sus derivados y que gracias al pueblo consciente, esperanzado y optimista confiando en el liderazgo revolucionario y en Chávez, lograron superar esa etapa. 2. 2002—2012: La década de la felicidad: Consolidación del proceso con los beneficios socio-económicos que refirió Jorge con las misiones y las respuestas revolucionarias que dieron Chávez y su pueblo “al látigo de la contrarrevolución: las misiones sociales, las políticas económicas de transformación profunda hacia el socialismo, la solidaridad y el Amor como valores de la sociedad, las políticas internacionales de integración de los pueblos y la diversificación y complementariedad de la economía hacha afuera y el desarrollo endógeno “hacia adentro” y valga la redundancia. Todo ello hasta el fallecimiento del Comandante. 3.- Reinicio de la conflictividad social y económica contra Nicolás Maduro: Guarimbas terroristas, bloqueo y asedio imperial, “arreciamiento” de la guerra multiforme (que también ocurrió con Chávez), sanciones económicas,, retroceso al individualismo, al egoísmo, al egocentrismo, crisis económica mayúscula, en medio de ello se obtuvieron victorias políticas, pero con derrotas económicas y sociales, retrogradación casi total del proceso revolucionario con políticas neoliberales y netamente capitalistas, sobre todo en el ámbito laboral. Esa es la etapa en la que estamos ahora. Al “látigo de la contrarrevolución” se le ha respondido con políticas capitalistas. O con un viraje a estribor en clave marina, estimado Jorge y camaradas

10.- A estas alturas nadie es ingenuo y nosotros sabemos que la derecha se aprovecha de cualquier debilidad para arreciar sus intentos de derrocamiento del gobierno bolivariano, pero tampoco esa puede ser la excusa omniabarcante ante todas las situaciones. Lo ocurrido con los millones de trabajadores este año ha sido algo simplemente injustificable, pues mientras ese pueblo siente que sí, que la economía ha crecido y que hay algunos atisbos de mejoría, al mismo tiempo ve como la mayor tajada de ese crecimiento ha sido ¡¡otra vez!! Para la burguesía rancia y la nueva, la surgida al calor de los negocios, de los contratos, de las importaciones con divisas nuestras, una vez más, la economía de puertos. El pueblo observa el desparpajo ¡otra vez! del “nuevorriquismo”, de una clase media que compra y disfruta en la abundancia de dólares, consumiendo las bisuterías del capitalismo imperial, pavoneándose en vehículos que llama Jesús Farías “de alta gama”, o en los centros comerciales que refuerzan el modo capitalista de vida, de unos burócratas “dizque” revolucionarios nadando en la abundancia, “bofeteando” al pueblo, derrochando opulencia y fastuosidad, desplazándose en lujosas camionetas con escoltas y toda una parafernalia que se convierte en un insulto para el pueblo “de a pie” (ministros, viceministros, directores de despacho, secretarias ejecutivas, diputados y diputadas, gobernadores, alcaldes y alcaldesas, etc, etc, etc) que andan de “congreso en congreso”, parafraseando a Chávez, mientras el pueblo anda, de migajas en migajas, mientras vemos como vuelven los indigentes en las calles, semáforos y avenidas de las ciudades, los campesinos con sus miserias en el alma y en el cuerpo, los trabajadores y trabajadoras del sector privado con una superexplotación inenarrable y los de la Administración Pública Nacional subsistiendo con salarios realmente paupérrimos. Son verdaderas, del tamaño de un templo, o de una pirámide, o de un rascacielos. Y hay que decirlas. (Y DE TODO ELLO TENEMOS MÚLTIPLES EVIDENCIAS)

11.- Esa es la realidad que vivimos, camaradas. No obviamos ni los ataques imperiales, ni el saboteo de la derecha apátrida, ni el asedio del imperio criminal, pero lo que se debe RECTIFICAR es la respuesta que se le está dando. No es con más capitalismo que lograremos al socialismo. Y no todas las manifestaciones de protesta son para desestabilizar ni para derrocar al presidente. Ni somos “saltalanqueras”, tarifados, traidores, charlatanes, vendidos, contrarrevolucionarios, o derechistas apátridas, como les gusta decir a quienes ven la realidad con las gríngolas de un gobierno carente de autocrítica. No. Se hace para exigir cambios de rumbo hacia el pueblo y no hacia la burguesía. Lo dijo una vez más y lo recalcó siempre el Comandante Hugo Chávez: “El hambre no espera, el hambre desespera, el desempleo desespera, las enfermedades azotan y matan todos los días a niños, a pobres y miserables, porque el pueblo es paciente, si, pero la paciencia tiene un límite. No podemos pedirle al pueblo paciencia eterna” (***)

(*) Hugo Chávez. Discurso en el Acto de Juramentación. 2 de febrero de 1999

(**) Hugo Chávez. Discurso ante la Asamblea Nacional. Memoria y cuenta año 2000. Palacio Federal Legislativo. 15 de enero de 2001

(***) Hugo Chávez. Discurso ante la Asamblea Nacional. Palacio Federal Legislativo. 25 de abril de 2001

Anexo: