Negocios

¿Cómo es el tratamiento experimental Tecovirimat (Tpoxx) contra la viruela del mono?

Sin embargo, los CDC pusieron a disposición el medicamento antiviral Tecovirimat durante el actual brote

Los nuevos hallazgos sobre la viruela del mono 2:26 (CNN Español) — Los casos de viruela del mono siguen subiendo en todo el mundo. Hasta el martes 2 de agosto, se habían confirmado más de 25.000 casos de la enfermedad, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés).

En tanto, en Estados Unidos, los casos confirmados de viruela del mono, que recientemente fue declarada como una emergencia de salud pública de interés internacional por la Organización Mundial de la Salud (OMS), ascendían a más de 6.300 este martes.

Mientras la enfermedad avanza, la atención se centra en diversos puntos, entre ellos en las vacunas y el tratamiento disponibles hasta el momento.

Por un lado, en el caso de las vacunas, hay dos disponibles en EE.UU., que se están distribuyendo principalmente en los estados donde la incidencia de casos es más alta: Nueva York, California, Florida e Illinois.

Tecovirimat, un tratamiento de la viruela del mono Por otro lado, tenemos la cuestión del tratamiento, en donde hay cuatro disponibles (todos de corte experimental), pero el más llamativo es el Tecovirimat.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés) no ha aprobado ninguna terapia específica para el tratamiento de la viruela del mono.

Sin embargo, los CDC pusieron a disposición el medicamento antiviral Tecovirimat durante el actual brote.

Tecovirimat (también conocido como Tpoxx o ST-246) está aprobado por la FDA para el tratamiento de la viruela humana causada por el virus Variola en adultos y niños. No obstante, su uso para otras infecciones por ortopoxvirus, incluida la viruela del mono, no está aprobado por la FDA. Pero los CDC tienen un protocolo de nuevo medicamento en investigación de acceso ampliado (EA-IND) que permite el uso de Tecovirimat para el tratamiento primario o empírico temprano de las infecciones por ortopoxvirus que no son del virus de la viruela, incluida la viruela del mono, en adultos y niños de todas las edades”, señalan los CDC.

En otras palabras, el Tecovirimat (bajo la marca Tpoxx) puede considerarse como tratamiento experimental para los pacientes graves con viruela del mono o con un alto riesgo de enfermedad grave.

Enfermedad grave: la sepsis, la inflamación del cerebro u otras condiciones que necesitan hospitalización. Riesgo de enfermedad grave: personas que tienen el sistema inmunitario debilitado por afecciones como el VIH/sida, afecciones cutáneas como el eczema, niños, mujeres embarazadas y personas con otras complicaciones como una infección cutánea de origen bacteriano. Otros: las personas que presentan síntomas en zonas especialmente peligrosas como los ojos, la boca, los genitales o el ano también pueden ser consideradas para el tratamiento. El Tecovirimat se puede administrar como una píldora oral o puede ser administrada por vía intravenosa.

Dificultades para conseguirlo A EE.UU. le faltó previsión ante la viruela del mono, dice el Dr. Huerta 1:40 Un proveedor médico puede solicitar el acceso a Tecovirimat poniéndose en contacto con el Departamento de Salud de su estado o con los CDC. Sin embargo, doctores de todo el país sugieren que aún existen obstáculos importantes para obtenerlo, lo que hace que algunos pacientes tengan que esperar días para los envíos o viajar para encontrar centros médicos que puedan proporcionar el producto.

Los médicos han descrito una serie de pasos para acceder al medicamento, como pruebas de laboratorio y formularios de consentimiento.

“Solo para ponerlo en perspectiva, en mis conversaciones con algunos de nuestros proveedores de tratamiento, entre todos los formularios y requisitos administrativos, la visita de un paciente para iniciar el tratamiento puede durar entre hora y media y tres horas”, dijo la Dra. Mary Foote, directora médica de la Oficina de Preparación y Respuesta del Departamento de Salud e Higiene de la ciudad de Nueva York.

“Los pacientes se esfuerzan por conseguir este medicamento, incluso saliendo de la ciudad o del estado en algunos casos”, dijo el Dr. Peter Chin-Hong, médico especialista en enfermedades infecciosas de UCSF Health (San Francisco). Su hospital ha recibido llamadas de pacientes de toda California, así como de Colorado e incluso de Canadá y el Reino Unido, con la esperanza de conseguir el tratamiento.

El Dr. Anthony Fauci, el mayor experto en enfermedades infecciosas de EE.UU., dijo que la FDA y los CDC están trabajando para reducir el papeleo necesario.

Este texto incluye información de Rocío Muñoz-Ledo, Neeraj G. Patel, Nadia Kounang y Jen Christensen.

MÁS INFORMACIÓN