Economía

Relator presentará informe en la ONU sobre situación de la justicia en Bolivia

Respuesta del Gobierno

El ministro de Justicia, Iván Lima, y el canciller, Rogelio Mayta, presentarán la posición del Gobierno de Bolivia y comentarán las observaciones del relator Diego García Sayán

El relator especial de la ONU para la Independencia de Jueces y Abogados, Diego García-Sayán, presentó este lunes su informe sobre su visita a Bolivia ante el Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas en Ginebra, Suiza.

En su exposición, el Relator confirmó sus observaciones a la falta de independencia judicial, la injerencia política e hizo referencia al caso de la expresidenta Jeanine Áñez, sobre quien pesa una polémica sentencia de 10 años de cárcel en el caso golpe de Estado II.

 

“Existen dificultades en el acceso a la justicia y los patrones de injerencia en el órgano judicial que el país arrastra de larga data aún no han sido erradicados”, señala el documento, según El Deber.

En el mismo, también se expone que el caso de la exmandataria pone de manifiesto problemas estructurales de la administración de justicia como la generalización de la detención preventiva.

El informe señala que todas las  personas procesadas tienen derecho a un juicio justo y a todas las garantías procesales.

“Para toda persona privada de libertad, el Estado tiene la responsabilidad de garantizar su integridad y salud. El relator especial recordó que, en el caso particular de una huelga de hambre, esta obligación estatal se tenía que respetar escrupulosamente”, apunta el reporte de García-Sayán en referencia a la huelga impulsada por Jeanine Áñez durante su encierro en el penal de Miraflores.

García-Sayán insta a las autoridades bolivianas a que extremen esfuerzos para construir y reconstruir confianza entre todos los actores políticos e institucionales del país.

“Todas las instituciones del Estado deben respetar y observar la independencia del sistema judicial. Hay consensos favorables recogidos por el relator especial de cara a contar con un sistema de justicia independiente, accesible, eficiente y que funcione de acuerdo a los estándares internacionales de derechos humanos y en la Constitución”, señala la primera recomendación.

Pide que la justiciasea una política de Estado y que se sostenga en el tiempo, con amplio respaldo y participación de todas las fuerzas políticas y sociales, por lo que es necesario un gran acuerdo nacional.

El relator especial también insta al Gobierno a poner fin a la generalización y abuso de las detenciones preventivas.

En este sentido, corresponde al Estado asegurar el derecho de toda persona privada de libertad a vivir en condiciones de detención compatibles con su dignidad personal, tema que también recae sobre Jeanine Áñez, según el reporte.

Con respecto a la crisis sociopolítica de 2019-2020, García-Sayán sugiere que el Ministerio Público debe avanzar sin demora en las investigaciones de oficio, sin hacer recaer la iniciativa o carga probatoria en las víctimas, sus familiares o sus representantes. Debe garantizarse la celeridad y eficacia de la investigación y el derecho de las víctimas a participar.

Solicita que se se investiguen los hechos de Senkata y Sacaba y se repare el daño a las víctimas.

Respuesta del Gobierno

El ministro de Justicia, Iván Lima, y el canciller, Rogelio Mayta, presentarán la posición del Gobierno de Bolivia y comentarán las observaciones del relator Diego García Sayán.

“El informe se presenta en Ginebra ante el Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas, el Gobierno de Bolivia ha pedido intervenir a la conclusión del informe, nuestra posición va a estar en función al informe que presente el Relator“, dijo Lima este martes.