Tecnología

Dimite de forma sorpresiva el consejero ético de Boris Johnson

“Se me encargó asesorar sobre la intención del gobierno de considerar medidas que corren el riesgo de infringir deliberadamente el código ministerial. Esta petición me puso en una posición imposible y odiosa”, escribió

Londres.-  El consejero en materia de ética y cumplimiento del código deontológico ministerial del primer ministro británico, Boris Johnson, presentó su dimisión, una “sorpresa” más en el contexto del “partygate”, el escándalo de las fiestas celebradas en Downing Street durante los confinamientos

El líder conservador, que sufre así un nuevo revés, afirmó el jueves que “lamentaba” haber recibido la carta de dimisión de Christopher Geidt, expresando su “sorpresa”, destacó AFP

Geidt explicó en su carta que había pensado poder seguir en su puesto tras el escándalo del “partygate”, pero finalmente decidió dimitir tras verse en una “posición imposible” por una nueva petición.

“Se me encargó asesorar sobre la intención del gobierno de considerar medidas que corren el riesgo de infringir deliberadamente el código ministerial. Esta petición me puso en una posición imposible y odiosa”, escribió.

No dio más precisiones, pero consideró que la idea de que el primer ministro “pudiera de alguna manera incumplir deliberadamente su propio código es una afrenta”.

Johnson replicó que “pedía su consejo antes de tomar una decisión” en cualquier sentido.

Geidt es el segundo consejero de ética ministerial que dimite en tres años, tras Alex Allan. Esto lo hizo en 2020 después de que Johnson se negara a aceptar sus conclusiones sobre las acusaciones de acoso laboral lanzadas contra la ministra del Interior, Priti Patel.

La dimisión de Geidt, exdiplomático que también fue durante diez años secretario privado de la reina Isabel II, es un nuevo revés para Johnson, que recientemente se libró de una moción de censura interna en la que más del 40% de los diputados conservadores intentaron destituirle

Aunque ha conservado su puesto y no puede ser objeto de otro voto de confianza interno durante un año, el líder conservador, cuya popularidad no deja de caer, vio su legitimidad socavada por la magnitud de la rebelión en sus filas. Siguenos en Telegram , Instagram , Facebook y Twitter para recibir en directo todas nuestras actualizaciones