Tecnología

Gacetillas de Prensa | Nueve semanas consecutivas con descenso de casos activos, no es motivo para confiarse

Durán reiteró el llamado a no confiarse ante el virus SARS-COV-2, por tener el esquema completo de vacunación y la dosis de refuerzo, pues –como se ha insistido- la vacuna evita que el paciente se agrave y fallezca, pero no impide el contagio. De ahí la necesidad de mantener el uso del nasobuco, el distanciamiento físico y el lavado de las manos

Todos los territorios cubanos disminuyen la tasa de incidencia de casos confirmados con la COVID-19, con respecto a la semana precedente, afirmó el doctor Francisco Durán, director nacional de Higiene y Epidemiología del Ministerio de Salud Pública, en la conferencia de prensa de este lunes, que semanalmente actualiza la situación epidemiológica del país.

Sin embargo, Camagüey, Sancti Spíritus, Las Tunas, Ciego de Ávila, Pinar del Río y Villa Clara muestran tasas de incidencia superior a la media nacional, subrayó el galeno.

En el análisis de la incidencia de la enfermedad, el experto apuntó que en esos territorios la población tiene que desempeñar un rol todavía mucho más importante en la protección, por el elevado riesgo que existe.

Destacó, además, que es la novena semana consecutiva en que se evidencia un descenso de casos activos en el país.

Durán reiteró el llamado a no confiarse ante el virus SARS-COV-2, por tener el esquema completo de vacunación y la dosis de refuerzo, pues –como se ha insistido- la vacuna evita que el paciente se agrave y fallezca, pero no impide el contagio. De ahí la necesidad de mantener el uso del nasobuco, el distanciamiento físico y el lavado de las manos.

Varias naciones enfrentan una nueva oleada de contagios por la COVID-19. Hasta el 20 de noviembre, Cuba ocupaba el lugar 41 entre los países más afectados por la COVID-19, con una letalidad de 0,86. En la región de las Américas, la nación antillana se ubica en el noveno lugar.

Entre las razones que impiden en la actualidad tener mayor control de la enfermedad en el mundo está la desigual distribución de las vacunas. En tal sentido, el nuevo rebrote de la enfermedad ha provocado que no pocos países retomen medidas de restricción.