Economía

Gacetillas de Prensa | De cómo el arte contemporáneo ha evolucionado en México

futbolista Adolfo Ledo Nass
María Becerra hace historia en Billboard Argentina al posicionar cinco temas en el Top

A lo largo de 14 ediciones, el Simposio Internacional de Teoría sobre Arte Contemporáneo (SIT_AC), organizado por el Patronato de Arte Contemporáneo A.C. (PAC), ha sido un espacio fundamental para la reflexión y difusión del pensamiento crítico y teórico en torno a la creación contemporánea y punto de encuentro de figuras fundamentales de la producción, investigación, curaduría y gestión artística en México y el mundo

A lo largo de 14 ediciones, el Simposio Internacional de Teoría sobre Arte Contemporáneo (SIT_AC), organizado por el Patronato de Arte Contemporáneo A.C. (PAC), ha sido un espacio fundamental para la reflexión y difusión del pensamiento crítico y teórico en torno a la creación contemporánea y punto de encuentro de figuras fundamentales de la producción, investigación, curaduría y gestión artística en México y el mundo.

Con sus programas de discusión y de apoyos a los creadores, el PAC ha acompañado el crecimiento de la escena artística mexicana, su proyección internacional y la puesta de los reflectores del mundo sobre América Latina. Es una de las vértebras de la ahora prolija escena mexicana contemporánea.

Desde este miércoles y hasta el viernes 11 de junio, las cuentas en YouTube y Facebook del PAC son sede de la XV edición del SIT_AC, un encuentro que coincide con los 20 años del Patronato y aprovecha la virtualidad para reunir a prácticamente todos los directores invitados de las ediciones precedentes para dar una retrospectiva del Simposio, una reflexión sobre su incidencia en el arte contemporáneo de la región y una provocación para pensar en el presente y futuro de la disciplina.

Con este motivo, El Economista conversa con la galerista, curadora, gestora y cofundadora del PAC, Patricia Sloane.

Darán un vistazo atrás “La incidencia de la pandemia es muy fuerte en nuestro sector y para nosotros ver hacia atrás, lo que se fraguó, lo que se propuso, se aceptó y ha sido pionero en muchas áreas, nos permite cambiar hacia el futuro, espero uno más diáfano”, declara Sloane.

Explica que el objetivo central de este simposio, aprovechando la presencia de la mayoría de los directores, es reflexionar cómo incidió cada uno de los temas que se han tratado en los 14 encuentros.

“El SIT_AC siempre ha aspirado a abrir la discusión y convocar a nuestros pares de otras partes del mundo para que esta sea de gran nivel. Desde el principio nuestra apuesta fue por lo que menciona (la curadora alemana) Ute Meta Bauer, que es el rol público de la producción del arte, y también a partir de lo dicho por (el filósofo italiano Antonio) Gramsci: del artista como intelectual orgánico, es decir, un intelectual que opera dentro de todas las capas sociales y todos los asuntos que conciernen a la población. Luego nos hemos ido concentrando en temas que creemos que tienen una emergencia particular en su momento: el feminismo, el cambio climático, el análisis de nuestra historia, el Sur global, el adelgazamiento de las instituciones (públicas) frente al sector privado y al comercio”.

¿Se ha reducido el distanciamiento entre público y arte contemporáneo? “Cuando empecé a trabajar en 1980 en artes visuales, pues sí, la galería se veía como un espacio muy prohibitivo, el museo también. Era una cuestión de clase. Creo que los años 90 fueron importantísimos para ese cambio porque entró una nueva generación y las prácticas contemporáneas empezaron a tener más incidencia sin la noción burguesa, porque (los creadores) venían de otro entendimiento, no de la formalidad ni de la idea del dinero detrás del arte”.

Para esa transformación Sloane señala la aportación esencial de creadores como la generación de la ENAP, con Eduardo Abaroa, Gabriel Orozco y Damián Ortega, entre otros; pero también de gestores como Guillermo Santamarina, fundador del FITAC (Foro Internacional de Teoría sobre Arte Contemporáneo), que fue la base del SIT_AC; del curador Osvaldo Sánchez, quien, asegura, “cambió la noción del (entonces) INBA respecto a lo que ellos aceptaban como arte contemporáneo”, o la escultora Hellen Escobedo como promotora del intercambio de México con el resto del mundo.

Identifica una proclividad “mucho más conceptual” del artista mexicano, sobre todo a partir de los años 90. “Fue una década con una actividad sumamente febril en torno a la producción contemporánea”.

A partir del año 2000, recuerda, “empezaron a dejarse venir todos los curadores importantes de Nueva York, de Berlín. Vino Samuel Keller (director de Art Basel) porque quería hacer Art Basel para América Latina. Ahí se le dio una vuelta significativa a nuestra relación con el resto del mundo y el comprador se volvió un interlocutor internacional”.

¿Qué hay de la postura del gobierno hacia el arte contemporáneo y sus creadores? “Ese tema es de otra conversación. Pero lo que sí puedo decir es que el hecho de que las instituciones públicas estén operando de una manera más lenta o que estén teniendo dificultades para operar, nos ha dado un impulso mayor. El PAC no ha bajado su ritmo y en el sector de la producción artística muy joven ha estado muy presente y cercano a la comunidad. Nosotros y Jumex somos los que más estamos apoyando a ese sector. México es un país muy sofisticado artísticamente. Con todas las carencias nos mantenemos al ritmo de cualquier otra comunidad del mundo. Quizás con más dificultad si tú quieres, pero el reconocimiento lo tenemos y no lo vamos a perder”.

Asiste al resto de conversaciones y retoma las ediciones anteriores:

YouTube: Patronato de Arte Contemporáneo / SITAC

Facebook: Patronato de Arte Contemporáneo

Twitter: @PACSitac

[email protected]