Internacionales

California alista pautas para reapertura de iglesias mientras Trump presiona

Zúñiga informa que clínicas privadas cumplieron un día antes la exigencia de aumentar en un 20% camas UCI

El presidente, además, amenazó con suspender la autoridad de los gobernadores si no lo permiten y acabó su intervención diciendo: “Estados Unidos necesita más rezos, no menos”

Iglesias, mezquitas y sinagogas de California tendrán este lunes las pautas a seguir para poder reabrir sus puertas a los feligreses en medio de la pandemia de COVID-19 , anunció este viernes el gobernador Gavin Newsom, en medio de la presión de líderes religiosos y el presidente Donald Trump.

Manteniendo el tono mesurado que lo ha caracterizado durante la emergencia sanitaria, Newsom dijo que se estaban revisando las recomendaciones para que los centros religiosos puedan hacer servicios en persona.

Las nuevas directrices serían publicadas el lunes, si no antes, explicó el demócrata en una teleconferencia. “Esperamos que las iglesias vuelvan a abrir de manera segura” , agregó.

El anuncio del gobernador llega horas después de que Trump considerara que las iglesias y otras casas de culto eran “esenciales” y pidió a los gobernadores de todo el país que permitan reabrir este fin de semana. “Exhorto a los gobernadores a permitir a las iglesias y a los lugares de culto abrir, ¡ahora mismo!”, dijo.

El presidente, además, amenazó con suspender la autoridad de los gobernadores si no lo permiten y acabó su intervención diciendo: “Estados Unidos necesita más rezos, no menos”.

Al ser interrogado por reporteros sobre el llamado del mandatario, Newsom dijo que esperaba tener una relación positiva con los líderes religiosos mientras trabajan para reabrir.

El demócrata adelantó que las pautas, al igual que en los restaurantes, variarían según el tamaño del edificio.

También dijo que California se regirá por las pautas entregadas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Los CDC emitieron hoy una guía en la que recomiendan a los feligreses usar tapabocas, así como mantener una distancia de separación de unos dos metros. También piden a los líderes religiosos aumentar las medidas de limpieza, considerar la opción de celebrar sus servicios en el exterior y evitar el contacto físico entre sus fieles como abrazos, apretones de manos y besos, que forman parte de algunos ritos.

Newsom se ha visto presionado en los últimos días para que deje abrir las puertas de iglesias.

Más de 1.200 pastores en California se unieron este jueves a una declaración de “esencialidad” con la que están desafiando una moratoria estatal para realizar servicios presenciales en sus iglesias, y aseguraron que abrirán las puertas a sus feligreses el 31 de mayo, Día de Pentecostés.

Por su parte el Departamento de Justicia envió una misiva a Newsom advirtiendo que las medidas para controlar el brote de COVID-19 en California y los planes de reapertura pueden estar discriminando a las iglesias, ya que dejó a estos centros religiosos en la fase tres.

Newsom dijo que California está en la mitad de la fase 2, y que más condados en todo el estado han calificado para abrir más negocios.