Economía

Gacetillas de Prensa | Patricia Bullrich se despide de su cargo: del “gatillo difícil” al mensaje para su posible sucesora

Uno de los principales detractores de su política es el Agustín Rossi, que sería el próximo Ministro de Defensa. “Lo que dijo sobre la voz de alto es un desconocimiento total”.

No cree que deba rendir cuentas a la Justicia “No voy a caminar por tribunales, solo si voy a tomar un café por la zona”, dijo irónica la ministra a la que no le preocupa rendir cuentas con la Justicia.

El FBI que no pudo ser Durante la reunión, Bullrich hizo una serie de autocríticas suaves sobre su gestión -le habría gustado tener más tiempo para profundizar cambios en el ámbito educativo y de formación de las fuerzas de seguridad y en leyes orgánicas- pero quizás la más importante sea su deseo frustrado de haber convertido a la Policía Federal en una agencia de investigaciones similar al FBI. “Habría apurado la transformación. No lo pudimos hacer”, reconoció.

Más sobre: seguridad Comienzan a buscar a 40 mil prófugos con un sistema de reconocimiento facial Para Patricia Bullrich, “uno piensa en la economía cuando siente que la vida está un poquito más protegida” Crean un organismo en defensa de los derechos humanos de los policías Descargá la app de TN y mantenete informado

TN Política Patricia Bullrich se despide de su cargo: del “gatillo difícil” al mensaje para su posible sucesora La funcionaria hizo un balance de su gestión, aseguró que el caso Maldonado fue el más difícil de manejar y respondió a las críticas del Frente de Todos.

Por Cecilia Di Lodovico Publicada: 03/12/2019, 18:31 hs. Compartir en Facebook Compartir en Twitter Patricia Bullirch dejará el Ministerio de Seguridad. (Foto: EFE). “Solo tenemos agua para tomar, ya nos quedamos sin presupuesto” , bromeó Patricia Bullrich al comenzar la reunión que convocó para presentar los números de su gestión al frente del Ministerio de Seguridad este martes al mediodía en Gelly y Obes. Al igual que en la Rosada, en pocos días el edificio cambiará de signo político y de modelo ideológico en la materia.

“Nosotros tuvimos gatillo difícil”, aseguró Bullrich al mostrar cifras de descenso en las tasas de homicidios “de civiles” e integrantes de las fuerzas de seguridad. La funcionaria sostuvo que su política de dar mayor apoyo a los policías se tradujo “en mayor certeza y eficiencia a la hora de actuar”. “Cuando lo hicieron (usar el arma), lo hicieron de forma correcta”, destacó.

Luego de hacer un extenso repaso de los números que dejó la política criminal que implementó en su paso por la cartera, la funcionaria saliente envió una serie de mensajes al próximo Gobierno respecto a la seguridad, sobretodo a Sabina Frederic , que sería su reemplazo en el cargo.

Frederic fue una de las autoras de un plan de seguridad para el gobierno de Alberto Fernández y es muy crítica a la figura de Bullrich, uno de los símbolos más representativos del gobierno de Mauricio Macri.

“No quiero tener prejuicios. Sabina es una gran antropóloga, muy bien formada. Creo que podremos explicarle la relación que hay entre los resultados y las políticas que implementamos. Esperamos que el equipo que venga analice el impacto de las decisiones tomadas. Los números muestran que fue positiva”, dijo la ministra que deslizó: “Esperemos que no tenga automaticidad en la toma de decisiones”.

“En las fuerzas de seguridad hay desazón”, consideró en cuanto a las políticas que serían aplicadas por el nuevo gobierno respecto a los protocolos de actuación. “Antes en los barrios los gendarmes tenían que esconderse, parapetarse y esperar que les disparaban. Eso ahora no pasa. Antes tenían que usar sus manos antes que las armas”.

Este viernes, Alberto Fernández confirmará el nombre del reemplazo de Bullrich. Por lo pronto, la actual ministra afirma que en su área “no hay transición”. “Solo hubo un contacto por la custodia del próximo presidente y del operativo del traspaso”, contó y contrapuso la situación al momento en que le tocó asumir: “Yo tuve una transición que fue muy útil con Cecilia Rodríguez. Fueron unas seis reuniones”.

El caso más emblemático: Maldonado La Ministra cree que la desaparición y muerte de Santiago Maldonado fue el caso más delicado de su gestión. “Fue tozudamente presentado como un caso de desaparición forzada de personas, se usó esa figura de la Dictadura y se repitió para que se convierta en una verdad. Fue una construcción ideológica de un hecho para destruir una institución y destruir un gobierno”, confesó. “Si no nos poníamos firmes, nos la ponían”, agregó de manera coloquial.

“¿Por qué lo hicieron? Para hundir al otro, ¿para destruir? Es lo que más dolió y es el caso más emblemático en estos cuatro años. Fue el que marcó un antes y un después”, sostuvo.

A raíz del caso Maldonado se hizo visible la conflictividad en el sur del país con la RAM (Resistencia Ancestral Mapuche). “Hicieron 120 atentados. No los clasificamos como terroristas pero sí como un grupo de violencia extrema. Basta con mirar a Chile para conocer qué pasa si no se detienen a tiempo”, agregó y lanzó una advertencia a Fernández: “Desarticulamos este tipo de organizaciones. No hay que dejarlos volver o justificarlos, si no va a tener un problema”.

Respuestas a las críticas “No creemos que hay que poner un policía por ciudadano sino apuntar a la aplicación de estrategias para bajar el delito. Fuimos a las organizaciones más peligrosas, las que usan las armas más pesadas. Bajamos los homicidios y los robos, no lo hicimos con más policías, lo hicimos con más inteligencia y más investigación”, respondió la funcionaria a una de las cuestiones que más le reprochan desde el Frente para Todos.

“Es una mentira que encarcelamos consumidores”, aseguró Bullrich sobre el narcotráfico. Desde el espacio liderado por Alberto Fernández le recriminan que la mayor parte de las causas de drogas son de personas que son adictas o consumen. “Hay consumidores que se convierten en vendedores. No podemos permitir que le vendan a chicos en los trenes”, afirmó y consideró que el aumento en las condenas de los principales eslabones es la prueba del éxito en el combate al narcotráfico y al microtráfico en el país.

Otro indicador para la nueva presidenta del PRO es la reducción en los homicidios. “En las fronteras no hay. Los muertos se dan en los centros urbanos por el control territorial y en Argentina la relación entre micro y narcotráfico es directa: llegamos a Itatí por la (villa= 21-24). Si no se combate el narcomenudeo se genera una sensación de impunidad. Es el vecino diciendo 'en mi barrio vende el de al lado”.

“Además la edad de los narcos condenas es de entre 24 y 40 años. No son chicos de 19, son personas que tienen la capacidad de montar una logística, una organización”, resumió.

Uno de los principales detractores de su política es el Agustín Rossi, que sería el próximo Ministro de Defensa. “Lo que dijo sobre la voz de alto es un desconocimiento total”.

No cree que deba rendir cuentas a la Justicia “No voy a caminar por tribunales, solo si voy a tomar un café por la zona”, dijo irónica la ministra a la que no le preocupa rendir cuentas con la Justicia.

El FBI que no pudo ser Durante la reunión, Bullrich hizo una serie de autocríticas suaves sobre su gestión -le habría gustado tener más tiempo para profundizar cambios en el ámbito educativo y de formación de las fuerzas de seguridad y en leyes orgánicas- pero quizás la más importante sea su deseo frustrado de haber convertido a la Policía Federal en una agencia de investigaciones similar al FBI. “Habría apurado la transformación. No lo pudimos hacer”, reconoció.

Más sobre: seguridad Comienzan a buscar a 40 mil prófugos con un sistema de reconocimiento facial Para Patricia Bullrich, “uno piensa en la economía cuando siente que la vida está un poquito más protegida” Crean un organismo en defensa de los derechos humanos de los policías Descargá la app de TN y mantenete informado