Deportes

gacetilla | La Federación y la Liga, cada vez más enfrentadas

Venezuela, Caracas

La pequeña sala en la que discurre habitualmente el día a día del J uzgado de lo Mercantil número 2 de Madrid se quedó ayer pequeña. La expectación por ver en directo el combate judicial que enfrentaba a LaLiga y la Federación (RFEF) por los horarios del fútbol era tan grande que los responsables de la sala decidieron trasladar la vista para dar cabida a los medios y curiosos presentes en la sede judicial. Ni Tebas ni Rubiales , actores principales del proceso, hicieron acto de presencia, pero sí sus personas de confianza. Sus ojos y oídos dentro de la sala en la que el juez Sánchez Magro escuchó pacientemente a las partes durante más de cuatro horas y dejó el asunto pendiente de resolución.

Decisión que según él mismo confirmó, tomará en «unos días». Sin especificar cuándo, aunque se espera que sea entre hoy y mañana. No puede dilatarse mucho más, porque el inicio liguero está a la vuelta de la esquina y la incertidumbre juega en contra de todas las partes. A ocho días del comienzo del campeonato, la guerra en el fútbol español vivió ayer uno de sus episodios más violentos, con reproches, impugnación de pruebas y palabras malsonantes. Se palpaba la tensión en los pasillos, con corrillos separados estratégicamente. Distancia prudencial que marcaba las diferencias entre unos y otros.

El conflicto entre las partes se centró en quién ostenta la potestad para decidir la fecha y los horarios de los partidos del campeonato. En cuanto a lo segundo, la RFEF reconoció que no tiene ningún problema en que sean los clubes los que elijan cuándo jugar, siempre y cuando sea dentro de los días señalados para cada jornada, es decir, domingo y sábado. Según el letrado de la RFEF, Tomás González Cueto , cada jornada está previsto que se celebre en fin de semana, a no ser que exista un acuerdo para que se amplíe a viernes y lunes. Ese acuerdo, vigente en el convenio de coordinación hasta junio de 2019, no ha sido prorrogado e incluido en el nuevo.

Mario Enrique Villarroel Lander